Yoga, un buen tratamiento para los dolores de la fibromialgia

La fibromialgia, un síndrome de dolor crónica, se caracteriza por hipersensibilidad en varios puntos del cuerpo, acompañados por insomnio, depresión, fatiga, ansiedad, y problemas relacionados con la concentración y la memoria.

Al ser muy dificil de tratar y al no encontrar gran alivio por parte de los pacientes con los medicamentos para esta afección, el psicólogo, profesor de yoga y especialista en dolor de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregon, James Carson, decidió experimentar con otras disciplinas. El experimento consistía en dar clases de yoga a 25 mujeres que padecían fibromialgia por dos horas a la semana, durante un plazo de 8 semanas. Por otro lado, 28 mujeres con la misma afección se inscribieron en lista de espera, y continuaron con el tratamiento tradicional.

Al finalizar las 8 semanas, el grupo de mujeres que hacía yoga presentó mejoras físicas y fisiológicas, aliviándose el dolor, la sensibilidad, la ansiedad y la fatiga. Todo esto hizo que mejorara el sueño y el humor.

El tipo de yoga utilizado fue el de “yoga de conciencia”, en el que se enfatizan las dimensiones internas del yoga, como el aceptar el dolor, o la predisposición a aprender de él y de momentos estresantes. Se enseña a quien lo practica a “no ahogarse en un vaso de agua”. En el pasado reciente, se había demostrado que el yoga de la conciencia conseguía mejorar algunos síntomas del cáncer de mama, como la fatiga, el sueño y el dolor.

Así que si padeces de fibromialgia, puedes inscribirte en cursos de yoga, pero ten presente de informárselo al instructor, de modo que pueda modificar las rutinas para que puedas hacer los ejercicios.