Tips para tus uñas

Las manos al igual que tus uñas son nuestra carta de presentación y debemos cuidarlas como se merecen, ya que son castigadas diariamente.

Para conseguir unas uñas bonitas y no tener que esconder tus manos de la mirada de los demás sigue estos consejos:

-Sumerge las uñas en aceite de almendras dulces templado durante 5 minutos, después sécalas y aplícales una crema específica nutritiva para manos y uñas.
-Aplícate un brillo rico en calcio y vitaminas, para fortalecerlas, hidrata tus manos a diario con una crema específica con protector UV para protegerlas también de las futuras manchas. Una de las aplicaciones idóneas de la crema o mascarilla específica para manos y uñas es por la noche, limpia cuidadosamente tus manos y al acostarte, aplícala, ya que es cuando por más horas no utilizamos las manos y cualquier producto que apliques permanecerá por mas tiempo y actuará en mayor profundidad.
-Tener una buena alimentación, ya que esto suele reflejarse en la dureza de las uñas. Si las tienes frágiles, es muy bueno tomar aceite de onagra para fortalecerlas, y a la vez hidrata. A parte de esto, hay cápsulas naturales de minerales y vitamina B para fortalecer el cabello y las uñas.

-Usar a menudo brillos y endurecedores que protejan la uña y una vez pintadas con laca de color, para dar un toque de creatividad dibujar una pequeña flor con la cabeza de un alfiler embadurnada en otro tono de laca en un lado de la uña, el efecto rompe un poco con la rutina del color de la base de la uña.
-Aplícate en las manos una mezcla de aceite (yoyoba, almendras, oliva etc.) y azúcar para realizarles una exfoliación y suavizarlas.
Después, para blanquearlas, zumo de limón en las uñas una por una, y más tarde aplicar vaselina.
Retirar las cutículas con un palito de naranjo; es mejor arrastrar un poquito la cutícula que eliminarla, la uña crecerá aún más.
Hemos de limar nuestras uñas siempre en una sola dirección. Si las limas en cuadrado, los laterales han de ir ligeramente redondeados, para que no se partan ni se enganchen con las prendas de vestir más delicadas.
Si están muy frágiles no se deben pintar ni limar. Nunca uses utensilios de metal para limar o retirar cutículas, ya que las daña.