Secretos de maquillaje de las estrellas

Los labios y las mejillas deben armonizar bien, sin necesidad de maquillarse del mismo color.
Si tienes los labios pequeños no recurras a maquillarlos con tonos oscuros, porque les darás un efecto aún más reducido.
El corrector se puede aplicar antes o después de la base de maquillaje. La clave está en difuminar muy bien para evitar zonas excesivamente claras.
Si tienes los ojos muy juntos, el truco está en aplicar la sombras claras en la parte interna (la más cercana a la nariz) y sombras de tonos oscuros hacia la mitad exterior del ojo.
Si tu problema es que los tienes muy separados, los maquillaremos justo lo contrario, prolongando los tonos oscuros casi hasta la nariz para crear un efecto de ojos más juntos.
Para dar más luz a la mirada, delinea con lápiz blanco una raya blanca en el interior del párpado inferior.
Difumina con un iluminador claro si tu piel tiene manchas, venitas, rojeces, etc y resalta las zonas que desees siempre con moderación.
Juega con correctores claros y oscuros para esculpir tu rostro dando volumen a unas zonas y suavizando otras.
Suavizar un rostro anguloso.
Ser morena de piel y de pelo y tener unas facciones amplias es a veces un reto para conseguir un maquillaje discreto, pero debemos conseguir que a la vez  realce lo mejor de nuestras facciones consiguiendo un efecto de suavidad ,para que los rasgos no se disparen de una forma exagerada. El secreto está en jugar con los volúmenes, utilizando colores que crean luces y sombras capaces de redondear un rostro, rebajar la punta de la nariz, para crear zonas de luz. Después se aplica en todo el párpado sombra amarilla que aporta luminosidad extrema y queda muy natural. Sobre ésta base aplicaremos las  sombras tierra que extendiéndolas y difuminándolas bien dulcifican la mirada. Un tono más rojizo para el colorete, aplicándolo con una brocha gruesa de pelo suave y biselada en los pómulos y en los laterales de la frente ,pero dentro de la gama tierra, y un rosa radiante para la boca, que aunque parece atrevido, suaviza muchísimo la expresión.