Mineralograma del cabello es una técnica fiable de análisis

Es el método considerado más exacto y fácil para evaluar niveles de oligoelementos en el cabello, el equilibrio o desequilibrio químico también se manifiesta en el mismo, estudios realizados evidencian carencia o excesos en los tejidos de minerales y de metales tóxicos, el mismo se realiza con equipos computarizados llamados espectrómetros de plasma que indican el estado de los minerales y metales en el organismo, determinando el metabolismo del paciente, cantidad
exacta de cada elemento en Mg., con grado de normalidad/anormalidad del mismo, con esta información el médico podrá determinar que suplementos debe administrarse al paciente, analizar la dieta que le corresponde y determinar que dosis es la que realmente se requiere de minerales por ejemplo calcio, Magnesio, Magnaneso, Cobre, etc., o de vitaminas tales como los complejos B, oligoelementos u otros.

Las investigaciones han demostrado que el pelo, más que la sangre o la orina, refleja claramente los minerales que el cuerpo está acumulando, particularmente en casos de exposición a metales tóxicos, siendo este el segundo tejido metabólicamente más activo en el cuerpo después de la médula espinal y los elementos indicados en particular pueden estar acumulados en él en concentraciones que son 10 a 50 veces más altos que los porcentajes presentes en la sangre u orina, un análisis químico del cabello mide la disposición de los elementos en un promedio que sobrepasa un período de 3 meses, por lo cual se puede determinar una apropiada tendencia metabólica.

Al crecer, la raíz está bien alimentada por vasos sanguíneos, y esta sangre transporta los elementos tóxicos y esenciales presentes en el cuerpo, estos elementos se incorporan en las proteínas del cabello en proceso de crecimiento, el cabello los almacena y por lo tanto refleja bien la concentración de varios elementos en el cuerpo, el mineralograma del cabello es una técnica no invasiva y una muestra biológicamente estable, por lo cual también se utiliza esta técnica en medicina forense ya que detecta presencia de drogas, venenos, radioactividad, etc.

Un ejemplo de cómo pueden llegar afectar estos cambios en el cabello, es  cuando un profesional de la peluquería ha  realizado un trabajo químico de color en el cabello.  Si entendemos que el cabello está en constante crecimiento, no puede determinar si una clienta específica, ha cambiado su dieta o está tomando cierta medicación en los últimos meses, haciendo que tenga una carencia o exceso de algún mineral en concreto, y por lo tanto, afectar de forma no deseada en los resultados de la coloración. La falta de estos conocimientos por parte del profesional, hacen que el mismo suela culpar a la crema de coloración que han empleado.