Métodos de la depilación definitiva

En la actualidad los diferentes métodos ofrecen soluciones permanentes para la eliminación del vello en las diferentes partes del cuerpo.

La depilación eléctrica o electrólisis. Es uno de los métodos definitivos. Esta técnica consiste en una aguja que se introduce por el folículo piloso hasta la base del pelo, donde se transmite la corriente y lo destruye. Este proceso se repite para cada pelo. La eliminación del pelo es de forma progresiva, por lo que son necesarias varias sesiones, que dependen de las características de la piel y el vello, para poder eliminarlo por completo. Debe ser realizado por profesionales. Debido a que es un sistema lento, se recomienda utilizarlo para zonas pequeñas como puede ser labio superior, cejas o barbilla.

Ventajas: Es el único tratamiento de eliminación del vello con resultados permanentes.

Inconvenientes: Es un tratamiento que puede resultar muy caro y doloroso. Una sesión de la electrólisis puede llevarte mucho, y puesto que solamente el pelo visible puede ser tratado, se requieren sesiones múltiples.

La fotodepilación es un nombre genérico que define a todos los sistemas de depilación por luz (puede ser Láser o Luz Pulsada Intensa). Los pulsos de luz que se aplican producen un calentamiento que destruye el folículo piloso, consiguiendo atrofiarlo sin dañar la piel.

Luz pulsada intensa o IPL .Consiste en que a través de un filtro de cuarzo se emite un flash de luz intensa. Esta luz es absorbida por la melanina que se encuentra en el bulbo y en el tallo del pelo., destruyéndose de ésta forma las células germinativas del folículo piloso de forma selectiva.

Ventajas: resultados más duraderos, menos dolorosa, más rápido, sobre todo en grandes zonas (Ej: piernas, espalda,…), no hay riesgo de infección ya que no se aplican agujas, mínimos efectos secundarios.

Inconvenientes: El único inconveniente que podemos encontrarle es que la fotodepilación es uno de los sistemas más caros y por tanto, no asequible para todos los bolsillos

La depilación láser. El secreto del láser es que emite una longitud de onda que es absorbida por la melanina, pigmento que se encuentra en todo tipo de pelo, y se calienta hasta producir la destrucción de la matriz y el folículo piloso, lo que provoca que ya no vuelva a crecer el pelo en este lugar. La efectividad del láser va a depender de varios factores. El número de sesiones necesarias, que se deben espaciar entre mes y medio y dos meses, depende de las características particulares de cada uno: tipo y pigmentación de la piel, color y grosor del vello, estado de las hormonas, sexo y edad; pudiéndose utilizar otros métodos de depilación entre sesiones que no sean de arranque como cuchilla, crema depilatorias, etc..

Ventajas: Es un tratamiento indoloro, seguro, eficaz y definitivo en la mayoría de los casos en lo que el vello desaparece casi por completo en pocas sesiones. Apto para ambos sexos y cualquier edad. Se puede aplicar en cualquier zona del cuerpo: cara, cuello, pecho, axilas, brazos, cavado, piernas, abdomen, espalda, glúteos, manos y pies y en todo tipo de pieles. No daña la piel ni sus glándulas sebáceas, ni sudoríparas. Es realizado por médicos o profesionales cualificados.

Inconvenientes: El vello canoso o muy claro no responde al tratamiento de depilación. El precio de la depilación láser, resulta menos económico que otros.

Recomendaciones
No tomar el sol o rayos UVA en una semana. Aplicarse factor de protección solar total durante una semana. Se puede combinar con otras depilaciones (cera). Aplicarse crema hidratante. Ducharse con un guante de crin.