Manchas en la piel

Las manchas hipopigmentadas (blancas) o hiperpigmentadas (oscuras) aparecen en la piel del rostro o del cuerpo cuando se produce una alteración de las células llamadas Melanocitos.Estas son las encargadas de fabricar la melanina,la sustancia que produce el pigmento responsable de aportarle el color natural a nuestra piel.Existen diversos factores,tanto externos como internos que pueden llegar a causar las manchas.
Las manchas hipopigmentadas o vitíligo;pueden aparecer en diferentes zonas de la piel formando manchas blancas,lo que indica que en ésa area la actividad de los melanocitos es poco activa o inexistente. La causa por la que desaparecen los melanocitos o dejan de sintetizar melanina no se conoce con exactitud. Se ha observado que situaciones como el estrés o los traumatismos pueden precipitar la aparición de éstas lesiones en personas predispuestas.Existe una variedad de modalidades terapéuticas empleadas para el tratamiento de éstas manchas,como es la administración de aminoácidos como la fenilalanina tanto por vía oral como por vía tópica acompañada de exposición solar, con el calcipotriol por vía tópica, que es un fármaco empleado en la psoriasis, y con los inhibidores de la calcineurina,entre otras.

Las manchas hiperpigmentadas. Son manchas de color oscuras,marrones o pardas que aparecen en la piel con determinadas formas, en zonas del rostro y cuerpo,siendo más propensas las mujeres que los hombres a padecerlas y cuyo origen se debe a diferentes causas,donde intervienen tanta factores externos como internos.
Las denominadas melasmas o cloasmas:Se aclaran en invierno y oscurecen en verano. Se sitúan generalmente sobre la frente los pómulos y en el labio superior.
El primer culpable de los cloasmas es la luz solar, aunque se puede decir que se deben simplemente a la exposición a la luz visible diaria.
Por factores internos; se deben a los cambios hormonales,como los producidos durante el embarazo, la menopausia o por tomar la píldora anticonceptiva, cambios físicos, medicamentos, enfermedades endocrinas o las manchas propiciadas por el paso de los años, debido a la ralentización en la formación de las células encargadas del mantenimiento óptimo de la piel. Algunas enfermedades como el mal de Addisson, si el organismo esta absorbiendo mucho hierro o por la deficiencia de hierro, calcio, Vitamina A, E y B son causas que ocasionan manchas en la piel.
Léntigos solares: es una manifestación del fotoenvejecimiento y aparecen hacia los 40 años ( aunque cada vez más aparecen antes de esta edad) ,sobre todo en el dorso de las manos, aunque también en la cara, escote y antebrazos, porque son zonas que protegemos menos del sol,ya que éste factor externo es elque afecta en mayor medida a quien más se ha expuesto a los rayos UV a lo largo de su vida y tenga la piel más clara.
También debemos tener en cuenta de que algunos productos agravan el problema como el usar cosméticos o fragancias que contienen alcohol y exponer al sol las zonas de la piel donde lo hemos aplicado.
El acné, irritaciones al afeitarte o rasguños pueden producir manchas, si las protegemos con una crema con un factor de protección total o evitamos exponerlas al sol, éstas desaparecerán en el transcurso de varios meses.

La prevención será la forma más eficaz para ciudarnos de la aparición de manchas en nuestra piel,aplicándonos cremas de alta protección . Protección siempre , sobre todo cuando la temperatura es alta y la piel tiene tendencia a formar manchas, en pleno verano, cuando vamos a la playa, piscina,montaña o simplemente estamos más tiempo al aire libre.
Si las manchas ya han aparecido,los cuidados y tratamientos para este tipo de manchas consiste en proteger constantemente la piel, evitando totalmente la luz visible, no solo la exposición al sol, usando diariamente una crema con filtro solar pantalla total durante el día y, cada noche,aplicaremos una crema despigmentante ( especialmente a base de ácido kójico o hidroquinona) para aclarar las manchas.La exfoliación semanal y mascarillas específicas despigmentantes reforzarán éstas pautas de cuidados .
>El ácido retinoico o vitamina A pura es un buen ingrediente que, además de reducir las arrugas, es también capaz de aclarar las manchas de la piel, sobre todo las debidas al fotoenvejecimiento,y la aplicacón en zonas de la piel donde no existan manchas va a prevenir la aparición de otras nuevas.
> El peeling, es uno de los tratamientos utilizados para aclarar o eliminar las manchas. Su aplicación consiste en aplicar sobre la piel , un producto químico en forma de ácido que exfolia esas células pigmentadas. Uno de los más utilizados es un peeling de profundidad media, con ácido tricloroacético o con ácido retinoíco combinados con principios activos. Para manchas más superficiales se usa bastante el ácido glicólico. Esto ácidos frutales,deben ser siempre manipulados por expertos dermatólogos o esteticien.

>El láser, especialmente el denominado láser alejandrita, es actualmente un procedimiento bastante efectivo para eliminar las manchas melánicas que aparecen con el fotoenvejecimiento cutáneo,y se han hecho resistentes a los peelings o cremas. Aunque desaparecen vuelven a salir si no las cuidas del sol. La duración del tratamiento suele bastar con una o dos sesiones.

>Ttratamiento con IPL o luz intensa pulsada. Este procedimiento es sumamente efectivo porque éste tipo de luz desintegra el pigmento de la piel, lo que permite que el cuerpo lo absorba y lo elimina de forma efectiva. Se lleva a cabo entre 3 y 6 sesiones, de aproximadamente 15 a 20 minutos cada una.