La alopecia en hombres y mujeres

La alopecia en mujeres y hombres, ya sea por motivos genéticos o por otro tipo de causas, puede llegar a provocar graves trastornos psicológicos tales como la baja autoestima, estados de angustia y en el peor de los casos, depresión.
El cuero cabelludo posee aproximadamente entre 120.000 y 150.000 cabellos, cuando aproximadamente el 25% desaparece, puede tratarse de un proceso alopécico.
Podríamos decir que en los hombres la causa mas frecuente es la alopecia androgenetica, producida por la actuación de los andrógenos, las hormonas masculinas.
En el hombre comienza con un retroceso paulatino de la línea de implantación fronto-temporal. Posteriormente se suma la caída del pelo de la coronilla, hasta que ambas regiones se unen.
Con el nombre de alopecia androgenetica se denomina la alopecia producida por la actividad de los andrógenos,
circulantes en personas genéticamente predispuestas.,Constituyendo la forma de alopecia  mas frecuentemente observada, y se la caracteriza con distintos nombres: alopecia androgenica, alopecia difusa, alopecia común, alopecia hereditaria, etc.

La testosterona y la dihidrotesterona actúan sobre el núcleo celular, luego de penetrar en la célula, la acción de los andrógenos esta mediada por distintos receptores que se encuentran en el folículo piloso y en la glándula sebácea, siendo la enzima 5 alfa-reductasa la causante de que la testosterona se convirtiese en dihidrotesterona esta seria quien finalmente se encargaría de reducir los folículos haciendo que las membranas del cuero cabelludo se tornen rígidas, de esta forma, la estructura folicular recibiría menos irrigación sanguínea y los cabellos nuevos serian mas débiles, al final del proceso, los folículos se atrofiarían y el cabello que se caería no seria reemplazado por un cabello nuevo.
Los estudios realizados en personas con alopecia androgenetica sobre los niveles de dihidrotesterona suelen ser normales, por lo tanto no es un nivel elevado de dihidrotesterona lo que produce la alopecia, sino una sensibilidad particular de los folículos frente a la misma.