Exfoliante casero con café

Un exfoliante con el sobrante de café. Si eres de las muchas personas que preparan el café con filtro, te tengo una excelente opción para reutilizar los sobrantes en la preparación antes de botarlos a la basura. Con ellos, puedes preparar un efectivo exfoliante para tu rostro.

El truco es muy sencillo. Simplemente debes tomar el exceso de café que quedó en el filtro y mezclarlo con alguna crema humectante, preferiblemente a base de almendras y aplicarla en el rostro durante tres o cinco minutos.
Para retirar la mezcla de tu rostro, es recomendable que lo hagas con un poco de agua tibia o algún trapo humedecido con ella. Este proceso te permitirá quitar el exceso de grasa y suciedad de tu piel y renovar las células muertas.

Aunque este exfoliante es ideal para la llamada zona T del rostro (frente y nariz), también es muy recomendable para el cuello, la parte del escote y toda la cara. También puedes mezclar el café con aceite de oliva y, de ser posible, retirarlo con compresas de té verde.