El ejercicio ayuda a la asimilación de las proteínas

Un estudio basado en el seguimiento de 48 hombres, la mitad de 20 a 30 años y otra mitad de 70 a 80, en el que se los hacía realizar ejercicios y, luego de un descanso, beber una bebida proteica. Se observó que, en ambos grupos, tanto los jóvenes como los mayores, asimilaban mejor las proteínas aumentando su nivel en los músculos, y a la misma velocidad en ambos grupos etáreos.

Estos resultados indican que, al contrario de lo que se creía, la edad no influye en la asimilación y producción de proteína muscular.

Al no efectuar estudios con respecto a los cambios de masa muscular a lo largo del tiempo, se desconocen cuáles son los beneficios que tanto adultos como jóvenes podrían obtener a partir de la consumición de proteínas luego del ejercicio. Sin embargo, se comprobó que hacer ejercicios antes de la consumición de proteínas ayudan a que el cuerpo pueda usar mejor a nivel muscular la ingesta de proteínas.

Para los adultos mayores, este estudio supone un fomento para la efectuación de ejercicios y la ingesta de proteínas como forma de asegurar una vejez saludable. Para esto, es necesario enfocar perspectivas alimenticias que ayuden a prevenir o atenuar la pérdida de la masa muscular relacionada con la adultez mayor.