Dermatitis por contacto

Definición: Es una inflamación cutánea causada por el contacto directo con una sustancia irritante.
La dermatitis por contacto puede involucrar una reacción a una sustancia a la que la persona esta expuesta o utiliza repetitivamente y, aunque puede no existir una reacción inicial, el uso repetitivo puede causar a la larga una sensibilización y reacción al producto .

Sustancia irritante o alergeno

Es una sustancia que puede provocar una reacción alérgica. Los alergenos son sustancias que, en algunas personas, el sistema inmunitario las reconoce como “raras” o “peligrosas”, pero que en la mayoría de las personas no causan ninguna respuesta.

Síntomas.

Hinchazón y enrojecimiento de la piel.
Aparición de ampollas en la piel.
Comezón.
Escamas y engrosamiento temporal de la piel.

Desarrollo de la dermatitis por contacto.

Los factores que determinan cuando la exposición a un antigeno determinado produce la sensibilización incluyen, entre otros, la potencia alergenica de la sustancia, el numero de exposiciones, el lugar anatómico, el vehiculo, la oclusión, etc., y sobre todo la cantidad total de alergeno, la concentración que tiene en una superficie o área determinada. Un pequeño numero de células de Langerhans que transportan muchas moléculas de alergeno supone un mayor estimulo activador del sistema inmunológico que un gran numero de células que transporten pocas moléculas.

Célula de Langerhans:

Fueron descritas en 1868 por Paul Langerhans, derivan de la medula ósea y tienen la función de presentación antigénica, están involucradas en una gran variedad de respuestas inmunes por medio de la activación de las células T y están distribuidas por toda la piel.
( Las células T forman parte del sistema inmunitario, ayudando al cuerpo a combatir enfermedades o sustancias malignas. )
La célula de Langerhans es el principal efector de las reacciones inmunes epidérmicas, siendo un ejemplo las dermatitis de contacto alérgicas.
El contacto antihigiénico con la epidermis da lugar a una alteración de la homeostasis de las células de Langerhans,  que se manifiesta por cambios fenotipicos y funcionales.
Tras unas horas las células de Langerhans, procesadoras de antigenos,  aumentan de volumen, abandonan la epidermis, migran a través de la dermis y entran en los vasos linfáticos térmicos y migran hacia las áreas paracorticales de los ganglios linfáticos de drenaje, en donde presentan el antigeno a las células T  dando lugar a una respuesta especifica y productiva en estas células.