Cuidado de los ojos

Dependemos tanto del sentido de la vista que, muchas veces, la alarma que acusa cualquier problema en los ojos es desproporcionada. Mientras que conocemos y usamos métodos para limpiar y cuidar la boca, los oídos o la nariz, no dedicamos las mismas atenciones al cuidado de los ojos. Sin embargo, existen soluciones en forma de baños y de colirios naturales que permiten realizar una correcta higiene de los ojos.

Tratamiento 1
Cocción de semillas de hinojo.

La cocción de semillas de hinojo es de gran utilidad para hacer lavados oculares y, así, combatir los puntos negros o ” moscas ” en los ojos. Necesitamos:

1 cucharadita de semilla de hinojo
agua destilada.
Preparación.

Cocer, durante 3 minutos, una cucharadita de semillas de hinojo en agua destilada.
Dejar reposar durante 10 minutos.
Colar y llenar medio vaso estrecho.
Forma de aplicarla.

Hacer lavados oculares tres veces al día.
Aplicar unas gotitas en el ojo al despertar y antes de acostarse.
Tratamiento 2
Baño ocular de manzanilla.

El baño de manzanilla está especialmente indicado para los casos de conjuntivitis y de orzuelos. Necesitamos:

1 pizca de manzanilla.
1 vaso de agua.
Preparación.

Llenar media bañerita para ojos, o en su defecto medio vaso de los de jerez, con una infusión de manzanilla templada.

Forma de aplicarlo.

Aplicar la boca del vasito a la cavidad del ojo y llevar la cabeza hacia atrás sin que éste se mueva.
Abrir el ojo y dejar que la manzanilla penetre en él durante 5 minutos, girando el globo ocular en círculo para que lo bañe bien.