Consejos para conseguir una silueta ideal

Llevar una vida más activa. No es preciso, aunque no se debe desechar, apuntarse a algún deporte: a veces, basta con acostumbrarse a andar en vez de tomar el autobús o a dar una vuelta por el parque en lugar de ir al cine.

Disminuir el consumo de grasas trans, que abundan en la bollería, los precocinados y muchos “snacks”. Además de engordar como cualquier otra grasa, son muy perjudiciales para el corazón. Hay que leer las etiquetas y evitar las grasas vegetales parcialmente hidrogenadas.

Reducir el azúcar, y tanto en los alimentos en los que su contenido es evidente (bollería, refrescos, la que se echa en el café…) como en aquellos en que está “oculta”, pero aparece en la etiqueta. Tampoco conviene excederse con la fruta, ya que también contiene azúcar: tres piezas diarias es la ración recomendable.

Consumir menos sal, enemiga del corazón, los riñones, el hígado y los huesos, entre otros órganos, cuando se consume en exceso. Puede sustituirse por especias utilizadas con imaginación.

Reemplazar muchas proteínas animales, en especial la carne, por vegetales, como las legumbres, que se pueden acompañar de cereales.

Comments are closed.